Es supongo por “todos” conocidos (me refiero a todos, porque tarde o temprano me aventuro a decir que “todos” lo acabaremos conociendo…) la aplicación de geolocalización o geotagging Foursquare, una aplicación creada para dispositivos móviles que permite a los usuarios anunciar los lugares en los que se encuentran, recibiendo a cambio puntos y premios virtuales, lo que lo convierte en un divertido juego. Además, sirve de herramienta de comunicación social gracias a su interacción con Facebook y Twitter, además de poder funcionar como red social propia. Este uso tiene especial interés para compartir con los amigos locales, restaurantes, etc.

Y es en este aspecto donde Foursquare cobra una vital importancia para las marcas y negocios, ya que los usuarios cada vez más participan activamente en la red, tanto recomendando como criticando los lugares que visitan. Esas opiniones valen mucho más que cualquier anuncio publicitario, ya que influye directamente en las decisiones de compra de otros consumidores. Quién entra en un restaurante que hace poco ha tenido un mal trato con un amigo o conocido, o incluso con otro usuariuo que no conozcas?. Y por el contrario, seguramente nos decantemos en entrar en un restaurante si los comentarios recientes son positivos. La diferencia con otros medios más arraigados, incluso en la web como los portales o foros es que en Foursquare la decisión es inmediata, porque probablemente la consulta se esté haciendo a pie de calle, a escasos metros del restaurante.

Efectivamente para las marcas es difícil luchar contra este fenómeno, muchos ejemplos se acumulan sobre los peligros que las redes sociales pueden tener incluso para los más poderosos (véase Nestlé – KitKat), pero al menos es necesario estar en continua observación, o bien adelantarse y tratar de convertir lo que podría ser una amenaza en una oportunidad, como ha hecho Starbucks, ofreciendo premios y cupones de descuento a los usuarios que se acerquen a sus establecimientos y lo comuniquen a través de Foursquare, es decir, transformandolo en una plataforma de fidelización de consumidores.

A medida que los terminales móviles con conexión a internet se hace más masiva, la importancia de este tipo de aplicaciones condicionará aún más las estrategias de marketing de las marcas (sobre las de restauración y consumo), obligando a abordar un proceso de innovación continuada.

Anuncios